ABRASIVOS NOVELDA PONE UN GRANITO DE ARENA PARA APOYAR A LOS NIÑOS DE MARRUECOS

ABRASIVOS NOVELDA PONE UN GRANITO DE ARENA PARA APOYAR A LOS NIÑOS DE MARRUECOS


ABRASIVOS NOVELDA PONE UN GRANITO DE ARENA PARA APOYAR A LOS NIÑOS DE MARRUECOS


En su cuarta edición, 15 personas -cuatro de ellos médicos- han recorrido desde Ojos Albos 4.500 kilómetros para repartir 1.000 pares de zapatos. 4.000 prendas de vestir y 500 lotes escolares. Burguillo detalla la expedición.

“Sábado 14 de octubre: salimos desde Ojos Albos a Almería, llegamos en hora y navegamos ocho horas hasta Melilla. Tras media hora de papeleos entramos en Marruecos y enlace por carretera hasta Ifrane. Ruta larga de carretera pero necesaria para llegar a las montañas.

Lunes 16: Ifrane-Midelt. Primera toma de contacto con las pistas marroquíes con 110 kilómetros de pista de alta montaña y barro. Nos perdimos en una ocasión al intentar pasar por una zona destruida por una riada, pero al buscar la salida encontramos un campamento de cabañas de adobe y plásticos donde empezamos a hacer la labor solidaria entregando zapatos y material escolar.
El equipo médico trató a tres niños y dos adultos. Después, más pistas y paisajes maravillosos hasta llegar a Midelt,  pueblo a 2000 metros en el Atlas”.

Martes 17: Midelt-Merzouga. Posiblemente una de las etapas más bonitas y largas de todo el proyecto. Más de 150 kilómetros de ruta donde los coches se portaron perfectamente, no hubo ningún problema mecánico, y al final nos esperaba en el pueblo de Aousous un profesor, Samir, para llevarnos a su pueblecito en el palmeral de Aerfoud. Allí nos esperaban los vecinos y sus alumnos y nos sentimos como reyes a su llegada a palacio. Les hicimos entrega de un ordenador, material escolar y médico, sudaderas, zapatos y ropa.

Aquí quiero recalcar el trabajo de los médicos, que temían que un niño perdiera el odio debido a una otitis muy complicada. Ahora las noticias que nos llegan son esperanzadoras pues parece que va mejorando De allí fuimos a Merzouga a dormir.

Miércoles 18: Merzoufa-Zagora. Por la mañana acudimos a Khamblia, pueblo donde es profesor mi amigo Samir y volvimos a entregar material escolar, ropa y zapatos; y los médicos inspeccionaron a todos los niños, tratando a aquellos que lo necesitaban.
Luego descansamos y enlazamos por carretera hasta Zagora, donde uno de nuestros vehículos pasó por Garajes Iriki para cambiar una cruceta de transmisión.

Jueves 18: Zagora-Ait Bem Haou. Sin lugar a dudas la ruta más dura del proyecto. De nuevo 150 kilómetros de ruta de alta montaña. Desnivel de más de 2.000 metros y escalones importantes, que no hicieron más que dar espectacularidad a la ruta. En el camino encontramos jaimas, aldeas y escuelas donde dejamos más materiales. Luego, una pasada de paisajes,

Viernes 19: Ait Ben Haou-Marrakech. Trayecto por pista-carretera por la ‘ruta de las kasbahs’. Espectacular ruta con vistas impresionantes que nos llevaba a Marrakech. Por el camino aldeas y jaimas solitarias donde dejamos ayuda. Y en todos los sitios que paramos nos quieren agasajar con té, pastas, dátiles, aceite y pan recién hecho.

Sábado 20: Marrakech-Assilab. Camino de vuelta en autopista. Domingo 21: Assilab-Puerto de Santa María”.